Replicantes.

Replicantes.
España, 2009.

Sunset Boulevard

Sunset Boulevard
España, 2009.

El que Busca Encuentra

lunes, 14 de abril de 2008

Volado

EL BOLSILLO IZQUIERDO

No he querido referirme a los asuntos cotidianos de este país, me refiero a la ya pena nacional que es la política – no lo sé para ustedes, pero para mí ya ni siquiera es algo divertido. Es así que opté por un tema más banal pero en el cual tampoco estoy en acuerdo, para no variar ese estilo. He aquí una de mis reacciones al leer a la mitad de la semana pasada que los actores de Hollywood velaron por los intereses de los pobres. ¡Que divertido!

VOLADO.

¡A mí que me importa que los famosos ricos se pongan a pensar en los pobres!, supongo que los pobres en ocasiones piensan en ellos, no así siempre. En todo caso es un pensamiento viral que ambos comparten. Fuera de las diferencias económicas permanecen siendo una misma raza. En ocasiones, puedo indicar, pienso en mí como alguien en quien vale la pena pensar, pero luego dejo de hacerlo.
Sinceramente me da muy poco interés ver las fotos de aquellos que se dedican a entretenernos (o a eso deberían sin olvidarse de su tarea primaria) sonriendo y haciendo fiesta en pro de la gente que menos tiene. El otro día hojeaba el diario y me encontraba con esta falsa primera plana en las secciones relacionadas con los espectáculos; una gama de nombres multi-nombrados en los últimos años (o meses) riendo y levantando las manos por el hecho de haber figurado (una vez más en su vida) un papel, el de redentor de los necesitados. La vida puede ser más inteligente de lo que aparenta, nunca ha de dar palmares a actuaciones soberbias, a personajes tan complejos; los de leyenda a simples adictos. ¿Qué los separa del resto? ¿La primera plana de la sección de espectáculos? Yo tengo conocidos que han salido en la primera de la policíaca, no presumo, sólo resumo el asunto a un básico argumento; a mí que me importa que los famosos ricos piensen en los pobres, que me tengo que enterar yo de lo que hacen. Al fin, los que donaron fueron otros tantos que no fueron únicamente ellos. Me da lo mismo si se juntan para hacer de nueva cuenta un serie de roles en pro de algo que a ellos les parezca de alta bondad (tampoco me importan sus rangos de valores), ya se han de juntar otra vez para hablar mal de la gente, para hacer que unos cuantos caigan en su industria, para intercambiar drogas, alcoholes o ideas de cómo seguir separando los rangos económicos entre los pobres y ellos. Son humanos, ¿cierto? Que bien, me da lo mismo si cuando de vez en cuando, en el baño (tal vez) piensan en mujeres, hombres, ricos y pobres. Me da un poco de vergüenza observar a aquel irlandés de lentes, por ejemplo, tratando de entablar una conversación seria con gente que su vida se la ha pasado estudiando economía, sus manifestaciones elementales de que todo debe ser de una forma (la correcta en sus esenciales preceptos), sin entender de fondo los conceptos que manejan al mundo (lamentablemente desde los Fenicios o más atrás) son un poco embarazosos. Cualquier estudiante de preparatoria promedio en este país puede hacer el mismo papel que hace seguido en cada evento donde se inmiscuye. Realmente su voz no muy bonita, habría que cambiarle el apodo. Posiblemente el quiera llamarse como algún dios.
Nunca he querido cambiar el mundo, digamos que cada que mis profesores traían consigo ese discurso, salía a tomar un poco de aire y tratar de entender la magnitud de los errores que hemos cometido, así como la incongruente milagrosa recuperación que se busca a través de la palabra. Bonito pensamiento debo subrayar, pero ya lo había escuchado antes; sin resultados certeros, claro. El poder de la iglesia no se debe al poder de la palabra, sino de años y siglos de mando militar, económico y otros tantos bellos elementos de los cuales también avergonzarnos, que nos vengan con la fabula de las fabulaciones es un recurso muy estudiado y efectivo también debemos admitir.
Los ricos se preocupan por los pobres en este mundo de tradiciones milenarias, de tierra quemada y sueños obviados, de calentamiento global y explosión demográfica. Aún recuerdo cuando escuche ese concepto por primera vez en mi educación básica, supongo que aún se sigue enseñado, como supongo que los pobres piensan en los ricos y viceversa, así como a algunos les parece importante saber que unos en efecto sí lo hacen. En ocasiones lo pienso, sí, nos merecemos más desastre de lo que hemos experimentado. Nos merecemos este asunto de los pobres y los ricos. ¿Por qué no?

2 comentarios:

Juan Carlos Medrano dijo...

Sería útil ubicarnos en un discurso. Digo, entiendo que es una desgracia no pertenecer ni a clases ni a ideologías ni a fijas culturas (fuera de lo global). Etcétera por lo que venga, porque vendrán muchas más disertaciones así y cada día estaremos más lejos de los parámetros justo e injusto.

Un afectuoso saludo.
Felicidades por el blog y la constancia, creo que me haré adicto a ambas cosas.

MP3 e MP4 dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the MP3 e MP4, I hope you enjoy. The address is http://mp3-mp4-brasil.blogspot.com. A hug.